7 formas de invertir en la Gestión del Talento

En un mundo cada día más competitivo, la Gestión del Talento se ha convertido en una prioridad para quienes nos dedicamos a proveer soluciones integrales de Capital Humano. No se trata de un término que está de moda, es un plan estratégico del departamento de Capital Humano y Formación que apoya a las compañías a:

  • Atraer a las personas más talentosas y calificadas en el mercado.

  • Formar a cualquiera que trabaje en la empresa para que aporten las habilidades requeridas por la organización.

  • Fortalecer y enamorar a quienes colaboran en la compañía en su avance dentro de la misma.

Aquí tienes 7 formas que enumeramos en Grupo Argos acerca de cómo debes invertir en la Gestión del Talento:

  • Asegúrate de que tienes a la persona idónea haciendo el trabajo correcto. Te será más fácil detectar los puntos fuertes y aptitudes de cada persona. En un futuro, serás capaz de identificar a la mejor Candidata o Candidato interno para cada puesto. Los marcos de competencias en la Gestión del Talento te permiten hacer un recuento de las habilidades dentro de tu organización, así reconocerás los alcances reales de un equipo.

 

  • Aumenta y motiva la pasión de tus colaboradores a través del trato justo y humano. Si valoras sus aportaciones, invierte en las personas, en su formación y su futuro. Esto se traslada en un aumento tanto de la productividad como de la satisfacción laboral; trabajarán para el bien de la empresa y no solamente por la quincena.

 

  • Fomenta la lealtad de tu personal (vital con las generaciones más jóvenes). En la actualidad, las personas prefieren jerarquías organizacionales horizontales y desean un sistema de gestión del desempeño claro y constructivo. En ese sentido, es indispensable evitar los obstáculos en los canales de comunicación, los cuales solo evidencian la deficiente organización interna y a los líderes sin empatía ni asertividad.

 

  • Identifica y ajusta las brechas de habilidades entre los integrantes de tu compañía. Las personas y la gestión de sus talentos son la fuente más importante de las competencias en una organización. Por ejemplo, una evaluación 360 te proporcionará la posibilidad de detectar las fortalezas y las necesidades de desarrollo de las individuas y los individuos. Podrás compararlas frente a las competencias y comportamientos que se han definido como fundamentales para el desempeño de un cargo.

 

  • Impulsa estímulos para fidelizar a tus mejores talentos. Es muy común perder a tu mejor personal porque se va a la competencia. Si inviertes esfuerzos en los programas de beneficios (prestaciones arriba de la ley, horarios flexibles, etc.), creas estrategias para formar y enamorar a las personas, mantendrás en plantilla a las mejores y los mejores.

 

  • No cometas errores durante el proceso de Reclutamiento y Selección de nuevo personal. Durante el proceso de entrevistas es importante implementar evaluaciones de integridad laboral, pruebas psicométricas y de desempeño ejecutivo. La calidad de una organización se mide por la calidad de las personas que la integran.

 

  • Entiende mejor a tu equipo. Las sesiones de retroalimentación periódicas pueden darte mucha información sobre las personas que lo integran. Al comprender sus necesidades, aspiraciones profesionales, pros y áreas de oportunidad, podrás planificar mejor su desarrollo profesional. Además, este proceso te ayudará a identificar quien tiene un alto potencial. El resultado es una fuerza de trabajo comprometida y decidida a hacer lo que es mejor para la empresa.

 Realiza todo lo anterior para que las personas se sientan valoradas y por lo tanto más motivadas. Cuando se desarrolla la cultura de la gestión del talento, estás creando identidad dentro de una organización, además de aumentar la confianza de la gente de forma simultánea.En Grupo Argos, nos enfocamos en cuidar el activo más valioso con el que puede contar una empresa: las personas. A través de nuestras Unidades de Negocio, brindamos soluciones integrales de Capital Humano, fundamentales para el éxito a largo plazo de tu negocio.